6-50 Doble limpieza: qué es y para qué sirve

La base de una piel saludable y bonita es la limpieza diaria, además de la limpieza semanal más profunda. Por eso siempre aconsejamos que una vez al día, por la noche, preferentemente, realicemos la doble limpieza. Este ritual, de origen coreano, consiste en usar dos productos de higiene facial diferentes que nos van a ayudar a eliminar tanto los restos de maquillaje o de cosméticos como el fotoprotector o las cremas, como los residuos que se acumulan en la piel, los restos de sudor o las partículas de contaminación.

¿Cómo se realiza la doble limpieza facial?

En primer lugar, hay que utilizar un limpiador de base oleosa que nos ayudará a eliminar las cremas, el protector solar, el maquillaje… Por ejemplo, gh limpiador y desmaquillante natural al aceite de Gema Herrerías, Aceite Seco 5punto5 o el Aceite desmaquillante Very Rose de Nuxe.

El segundo paso consiste en usar un limpiador de base acuosa, con el que conseguiremos limpiar la piel y los restos del primer producto. Para este paso puedes usar limpiadores como gh Emulsión limpiadora japonesa Kiré de Gema Herrerías, Simply Clean de Skinceuticals, Sensibio Gel Moussant de Bioderma o un agua micelar como la de Isdin.

La doble limpieza es apta para todas las pieles, pero cada piel tiene que elegir los productos adecuados. En Arbosana Farmacia puedes encontrar packs de doble limpieza para diversas pieles como el pack para piel mixta y grasa o el pack para piel seca.

También es importante que si lleváis los ojos maquillados, uséis, además, un productos específico para desmaquillarlos.

Después de la doble limpieza, aplicaríamos el tónico antes de seguir con la rutina habitual de belleza.