Gastos de envío y muestras gratuitas desde 49€

Mi Cuenta Top

 

Suscribirse al blog

Blog

Tamaño de fuente: +

Diferencias entre una piel seca y una piel deshidratada y cómo cuidarlas

2-50 Diferencias entre una piel seca y una piel deshidratada

Uno de los errores que más se repiten es confundir una piel seca con una piel deshidratada. La piel seca es un tipo de piel, como la mixta o la grasa, y la deshidratación es un estado por el que cualquier tipo de piel puede pasar en algún momento. Es un error pensar que solo una piel seca puede estar deshidratada, ya que una piel mixta también puede estarlo.

¿Cómo es una piel seca?

La piel seca tiene diversas características: tirantez, irritación y en ocasiones se puede observar la descamación e incluso rojeces. Son pieles que carecen de luminosidad y son ásperas al tacto. Las personas con piel seca la notan poco confortable y tirante y necesitan texturas untuosas que les permitan hacer frente a esa sensación de incomodidad. La piel seca suele presentar arrugas y líneas de expresión marcadas de forma prematura. La piel seca puede sufrir mucho más en invierno por el frío, el viento o la sequedad ambiental interior por la calefacción, así que hay que prestarle más atención en esta época. 

¿Cómo cuidar la piel seca?

Para cuidar la piel seca, aconsejo limpiadores suaves e hidratantes, las mejores texturas son los bálsamos y las leches limpiadores. La limpieza es una agresión para una piel seca, porque el agua puede irritarla, así que hay que evitar, en la medida de nuestras posibilidades, los productos que se retiran con agua. La hidratación es fundamental en la piel seca, y hay que usar cremas que ayuden a reponer lípidos, con ceramidas, principalmente, y todo tipo de cosméticos en los que se especifique que son para piel seca. Es muy importante, en todas, pero en esta también, no olvidar la protección solar todo el año.

En este enlace podéis ver productos específicos para cuidar la piel seca 

¿Cómo es una piel deshidratada?

La piel deshidratada es un estado de la piel, se ha perdido agua y eso ocasiona una alteración en la función barrera. La manera de contrarrestar esta falta de agua será con el uso de cosméticos más fluidos que contengan ácido hialurónico, por ejemplo. Existen cosméticos en textura gel que también incorporan ceramidas que ayudan a reestablecer los valores. La piel deshidratada también ha perdido la luminosidad, pero no resulta tan áspera al tacto, como la seca, y tampoco presenta esa sensación de incomodidad tan evidente.

¿Cómo cuidar una piel deshidratada?

La piel deshidratada al ser una alteración se puede corregir con una buena rutina de cuidados. Lo esencial es reponer la función barrera, con cremas que tengan activos que hidraten y eviten esa pérdida de agua como el ácido hialurónico o las ceramidas. Aconsejo también usar una vez a la semana una mascarilla hidratante. Ojo, hay que usar cremas hidratantes pero que sean específicos para tu tipo de piel. Es decir, si tu piel es grasa/mixta elige siempre productos oil free y no comedogénicos, porque hay que hidratar sí, pero no aportar grasa a la piel.

Algunos productos para cuidar la piel deshidratada que puedes encontrar en Arbosana Farmacia:

Hydramat Day SPF30 Biretix de Cantabria Labs

GH Mascarilla Ultrahidratante de Gema Herrerías 

Osmoclean Leche Desmaquillante Hidratante de Institut Esthederm

Crema Facial de Ozono de Ozoaqua

Hydrabio Mascarilla de Bioderma

Hylauronic Intensive Serum de Institut Esthederm

2
Celebramos el Black Friday: los productos que pued...
Ampollas faciales: formato monodosis para cuidar t...

Artículos relacionados

 

Comentarios

¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Copyright © 2021 | ArbosanaFarmacia. Diseño web por GrupoDw.es

Política de Cookies

Deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

A continuación detallamos de manera clara y precisa las cookies que utilizamos y cuál es su finalidad. También informaremos sobre cómo se configuran o deshabilitan.

Toda la información proporcionada por las cookies, la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras que podamos introducir con el objetivo de prestar un mejor servicio a los usuarios de esta página web.

Las aplicaciones que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación son:

Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.

Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene está relacionada por ejemplo con el número de páginas visitas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.

Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

Cómo puedes configurar o deshabilitar las cookies:

Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.
Puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en los navegadores más utilizados.: